Cómo hidratar el pelo rizado en 3 pasos

¿Te levantas todos los días con una melena de leona? ¿Para ti es un suplicio cada vez que tienes que lavarte el pelo? ¿Temes el momento de desenredarte los infinitos nudos que se te forman? Sigue nuestras recomendaciones para hidratar tu pelo rizado y sacarle todo el partido.

Cómo hidratar el pelo rizado en 3 pasos
Leonor Prieto

21-11-2019

En este artículo vamos a tratar...

     Los trucos que necesitas saber sobre cómo hidratar el pelo rizado

    Tener una abundante melena rizada puede ser una bendición o una condena en función de nuestra habilidad para manejarla. Si se pone rebelde y no tenemos a mano los productos que nos ayudarán a domarla, ni sabemos cómo hacerlo, podemos llegar a desesperarnos. En cambio, siguiendo unas cuantas recomendaciones para hidratar el pelo rizado te resultará mucho más fácil sacarle todo el potencial a tu cabello y lucir una cabellera espectacular. ¡Empezamos!

    1.      Respeta los ciclos de lavado de tu cabello

    Cada cabello es diferente y tiene sus propios ciclos. Mientras que las personas con el cabello liso y fino deben lavarlo a menudo por el exceso de producción de sebo, el cabello rizado suele ser mucho más seco, por lo que le vendrá bien controlar la frecuencia de lavados. Ojo, no te estamos diciendo que vayas con el pelo sucio ni mucho menos, solo que no lo laves todos los días.

    En su lugar, intenta mantenerlo durante 3 o 4 días. ¿Por qué? Porque el cabello rizado, por lo general, produce menos grasa que otros tipos de pelo. Si lo lavas todos los días acabarás con ella, lo que le dará un aspecto más seco, quebradizo, opaco y con falta de brillo. No te preocupes por retrasar el lavado, lo bueno de producir menos sebo es que no se ensucia tanto.

    2.      Elige los productos adecuados para hidratar

    La elección de los productos adecuados tendrá un impacto directo en la hidratación de tu pelo rizado. Evita utilizar champús que incluyan sulfatos y/o alcohol en su composición, ya que resecarán en exceso tu cabello.

    En su lugar, elige aquellos que contengan agentes hidratantes y humectantes, como el karité o los aceites vegetales grasos (de coco, de aguacate, de macadamia, etc.). Es importante que utilices un champú específico que respete las características naturales de tu pelo. Los hay incluso especiales para hidratar el pelo rizado muy seco o encrespado, ¡apuesta por ellos!

    3.      Sigue una rutina específica para los lavados

    Los productos son importantes, pero también lo es la rutina que sigues con tu cabello. El pelo rizado es complicado de manejar pero, si le pones dedicación, verás que vale la pena ¡y mucho!

    Después de utilizar el champú, usa siempre un acondicionador con aclarado. Recógete el pelo y déjalo actuar unos minutos mientras continúas con tus rutinas de belleza. Antes de quitártelo, aprovecha para desenredarte el pelo, en este momento te será más fácil que nunca. Retíralo con el fluir del agua desde la ducha, no frotes el cabello para que se vaya.

    Cuando salgas de la ducha, tampoco frotes con la toalla, solo colócatela encima y deja que absorba el exceso de agua. ¡Y mejor si es de microfibra! Así evitarás el frizz. A continuación, puedes aplicarte un aceite humectante, perfecto para hidratar el cabello rizado, y los geles o espumas que utilices habitualmente para definir tus rizos (recuerda, ¡mejor sin alcohol!).

    Además de esta rutina de lavado, es recomendable que te pongas una mascarilla de vez en cuando (por ejemplo, cada 15-20 días).

    Todos estos productos para hidratar el cabello rizado funcionan mejor si está húmedo, por lo que, si se te seca, puedes utilizar un pulverizador para volver a humedecerlo.

    Otros trucos que te ayudarán:

    -         Utiliza una funda de almohada satinada o de seda para evitar el frizz.

    -         Recógete el pelo con una coleta floja para dormir, evitarás que los pelillos se descontrolen.

    -         Si, a pesar de ello, amaneces con el pelo un poco indomable, vuelve a pulverizar un poco de agua sobre él y aplícale un poco de acondicionador sin aclarado o aceites naturales.

    -         Usa un cepillo de dientes anchos, te ayudará a respetar la forma y la textura de tus rizos.

    -         Desenreda poco a poco de abajo hacia arriba. Así quitarás mejor los nudos y evitarás que el cabello se quiebre.

    Por último, recuerda que cada cabello es diferente y preferirá unos productos u otros en función de sus características. Ve probando hasta dar con los que mejor hidratan tu pelo rizado, y presume de melena fuerte y brillante.


    ¡Te van a encantar!

    Artículos relacionados

    Si te ha gustado este artículo aquí tienes otros que te pueden interesar.

    Cuidado del cabello

    Alopecia femenina: qué es y cómo tratarla

    Cuidado del cabello

    Principales beneficios del colágeno para el pelo

    Sofía

    22/09/2021

    |
    Leer más
    Cuidado del cabello

    Champús sin sulfatos para cueros cabelludos sensibles

    Claudia

    26/09/2016

    |
    Leer más
    Cuidado del cabello

    15 consejos definitivos para un pelo sano

    Claudia

    13/01/2020

    |
    Leer más

    Soy Beauty! tu gaticornio
    X